Home Actualidad La derecha: Un golpe fundamental

Marta Ortega, en acción en el Granada Open 2017

Repasando nuestra hemeroteca rescatamos este interesante artículo del Blog de los compañeros de Adidas Pádel. En el mismo, y centrados en el rendimiento dentro de la pista, desde la firma nos presentan una serie de consejos para que aprendamos a realizar de la manera correcta uno de los golpes más importantes del pádel.

Padel World Press .- En este artículo toca hablar sobre un golpe fundamental, con el cual nos tendremos que sentir muy cómodos en pista ya que es uno de los que más repetiremos desde nuestros inicios en el juego: el golpe de derecha.

Para ejecutar una buena derecha hemos de empezar generando una ‘buena base’ que nos permita tanto la fácil ejecución del movimiento como el desplazamiento que tengamos que realizar para ejecutarlo. Esa base es la posición de espera. El jugador se va a situar medio paso por detrás de la línea de saque, con la posición ligeramente flexionada y la pala mirando hacia arriba, delante de nosotros, realizando un triángulo entre nuestro torso, la mano dominante y cerrando el mismo con la de apoyo. Debemos mantenernos activos, con el cuerpo alerta para así poder reaccionar con rapidez.

A partir de aquí, podemos empezar a realizar nuestro golpe de derecha. Llevaremos la pala hacia atrás, con una preparación no demasiado grande, dejando un pequeño espacio entre el cuerpo y el codo, dejándolo ligeramente flexionado. En este momento, y aprovechando el movimiento, pivotaremos sobre uno de nuestro pies colocando el cuerpo en perpendicular a la red manteniendo el peso en la pie trasero, procediendo a impactar la bola delante del cuerpo y, al mismo tiempo, transfiriendo el peso desde la parte trasera a la delantera. Tras el impacto se terminará el golpe con la pala siguiendo la trayectoria de la bola y regresando a la posición de espera.

Entre los detalles a tener en cuenta a la hora de ejecutar el golpe de derecha debemos observar que no invadimos la parte trasera de nuestro cuerpo al realizar el armado de la pala y mantendremos activa la mano de apoyo para conservar el equilibrio y permanecer de lado. Al igual que la terminación no debe ser excesivamente pronunciada para poder volver con rapidez a la posición de espera nuevamente.

Teniendo en cuenta que el golpe de revés y el golpe de derecha son los dos que más vamos a utilizar durante el juego, no debemos dejar de prestar atención a realizarlos forma correcta y a entrenarlos continuamente. Dominarlos a la perfección nos asegurará una mejora ostensible de nuestro juego y un mayor dominio de las situaciones que se pueden dar en nuestros partidos.

Y para finalizar, un último consejo: para pasar a la práctica del golpeo en repetidas ocasiones no olvidemos realizar pequeños pasos laterales de ajuste para el emplazamiento óptimo de la bola en nuestra zona de impacto.

Antonio Ocete

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments