Home Actualidad Puma y Panther, comportamiento felino para Black Crown

Nuestro compañero Hugo Pádel nos analiza la pala Black Crown Panther 2017

En esta ocasión, llegamos con las novedades para este año que nos trae Black Crown, a la que agradecemos que siempre confíe en nosotros para probar sus palas antes incluso de que salgan al público… Como novedad, el test no será de una solo pala sino de los dos modelos Pro que lanzará la marca: Puma y Panther. Con ellos, cubrirán las necesidades de todo tipo de jugador, con independencia de cuál sea su estilo de juego

Padel World Press .- Hemos tenido el placer, como ya hemos comentado, de probar una vez más en primicia las palas Pro que nos trae la marca de la ‘Corona Negra’ antes de que salgan a la venta, por lo que desde estas líneas no nos cansamos de agradecer una y mil veces la confianza depositada en nosotros.

Para sus palas Pro, Black Crown ha elegido dos nombres, Puma y Panther, cuyo nexo en común es que son felinos, sigilosos y mortales… Eso es algo que, sin hablar con los máximos responsable de la firma sobre ello (y tras la prueba de ambas), podemos decir que tiene mucho que ver con el comportamiento de las mismas.

Ya en el WPT Santander pudimos ver que uno de los modelos, la Puma, fue el arma elegida para esta temporada por los jugadores emblema de la marca: Marta Marrero y Tito Allemandi.

Dicho lo anterior, vamos a realizar un test conjunto de ambas palas pero no con el objetivo de establecer una comparativa, ya que son dos palas diferentes.

Hemos probado ambos modelos durante varios partidos y entrenamientos, por lo que podemos deciros sin riesgo a equivocarnos que tienen buena durabilidad… Apenas han sufrido ni tan siquiera merma alguna en la pintura. Como siempre decimos, nunca hay que dar el punto por perdido por lo que no hemos dudado en arriesgar con ellas y aun así se devolvieron como nuevas. Así que les damos un diez en este aspecto.

Empezamos ya con el producto en mano…

Lo primero que nos llamó la atención fue el color de las fundas que las protegen, a juego con el color principal de las palas.

El modelo Puma viene con una funda en color verde ‘fosfo’, muy llamativa que seguro hacen las delicias de aquellos a los que les guste no pasar desapercibido.

Por su parte, Panther se presenta con una funda negra, en la cual resalta la corona de la marca en tono gris, más discreta pero no por ello menos bonita.

Una vez con ellas en la mano, vamos a describirlas de manera independiente:

Panther, de forma de semi-lágrima, tiene las caras de la pala a modo ‘carbono visto’, de un color base en negro, con la famosa corona que da nombre a la marca muy resaltada utilizando el color rojo con bordes amarillos y el nombre del modelo en rojo también.

Tiene el mango de tamaño medio, con la cuerda de sujeción normal y claramente al tacto notamos que tiene el peso desplazado a la cabeza, aunque no es algo exagerado.

Puma, de forma de semi-lágrima, tiene igualmente las caras de la pala a modo ‘carbono visto’ pero con un color base en verde muy bonito, que no es llamativo pero llama la atención, y la corona en color negro con el borde en amarillo y modelo de la pala en amarillo.

Una de las primeras cosas que llamará la atención de cualquiera que la empuñe es que se tendrá la sensación de que parece más pequeña, incluso como si no tuviera unas medidas reglamentarias… Si nos fijamos bien, no tiene tanto que ver con el tamaño de la cara de la pala sino con el tamaño de la empuñadura o mango. Tiene un tamaño grande de empuñadura que, sumado al  puente que une cara y mango hace que las caras de la pala (la pala en sí) quede más arriba de lo normal… Por eso se tiene la sensación de que es más pequeña de lo que realmente es.

Una vez nos acostumbramos a esa sensación, no sólo no afecta al golpeo de la pelota sino que más bien nos ayuda con la forma de empuñarla porque no permite cogerla más arriba si se desea, facilita mejor el golpeo bien arriba de las bolas que peguemos por alto (smash, x3, etc…) y, sobretodo, es muy cómoda para aquellos que los golpes de revés (que cada vez se está enseñando más), e incluso de derecha, los hagan a dos manos (método que usa la jugadora nº1 Black Crown Marta Marrero).

El peso de esta pala es muy equilibrado, la cuerda de sujeción es sencilla y se nota muy ágil.

Asimismo, hemos de pararnos a comentar un detalle que, aun sin saber si la marca tenia este objetivo en su fabricación, nos ha llamado también la atención en estos dos modelos: En ambos lados del puente ha incluido un detalle que sobresale del mismo en material de goma con el nombre de Black Crown ya que dicho material ayuda mucho en los golpes de revés a la hora de sujetar la pala con la mano no dominante y ofrecer un poco de resistencia para lanzar la pala. Al ser de goma, aun con sudor podremos sujetar cómodamente con los dedos bien el puente. Puede que no sea un detalle al que mucha gente no le de importancia e insistimos que ignoramos si la marca lo hizo con dicha intención… Pero a nosotros nos ha gustado por que ayuda.

Cogemos nuestras armas felinas  y…   ¡¡A la pista!!

Como ya hemos dicho, vamos a analizar dentro del mismo test dos palas de la misma marca pero que son diferentes entre sí, por lo que lo vamos a estructurar diferenciando el comportamiento de cada pala en cada golpe.

Como siempre empezamos el test con el peloteo en el fondo de la pista.

Con Puma tenemos una pala muy cómoda en el fondo. El tacto es medio y se mueve de un lado a otro sin problemas. Si algo empezamos a destacar de este modelo es que tenemos un control de la pelota perfecto en cada golpeo. La salida de bola y la potencia parecen bien compensadas por lo que no afectan mucho a la velocidad que deseamos aportar en cada golpe. El punto dulce es muy amplio, casi diría que ocupa la práctica totalidad de la pala, así que no te cansarás te tocar y tocar desde atrás.

Con Panther, tenemos un modelo que requiere un poco más de concentración en cada golpe desde el fondo de la pista. El punto dulce es más pequeño, diríamos de tamaño medio, y el tacto de la pala es duro algo que ayuda a tener más control de la bola aunque penaliza un poco más cuando tocamos fuera del punto dulce. Vamos notando que tiene más potencia que salida de bola por lo que tenemos que acompañar un poco más la pala pero ayudara en otras facetas del juego atrás cómo será la defensa.

Toca dar unos pasos y subir a la red… Vamos a volear.

Con Puma seguimos destacando la comodidad que nos ofrece en los golpeos. Bien sea por su punto dulce como por su tacto medio, el caso es que podemos golpear la bola sin miedo a que salga loca y con un control absoluto en cada golpe. Además es en este lado de la pista donde empezamos a notar que es una pala que se comporta bastante bien en el momento de aplicarle velocidad a la pelota. Con respecto a lo que comentamos en el ‘producto en mano’ sobre el tamaño de su empuñadura y por ende, del total de la pala, es aquí donde nos costara un poco hacernos a ello. Si bien en golpeos de fondo ayuda un poco, en la volea cuesta un poco hacerse a ello pero repetimos que tampoco tiene una incidencia notable en el golpeo (aunque no está de más advertirlo para aquellos que no se hagan a ella de primeras).

Con Panther, desde la volea es cuando a empezamos a ver que tiene una concepción netamente de ataque. En cuanto agarramos una volea cómoda apretamos la pelota y sale disparada haciendo mucho daño a los rivales. Con la ayuda del tacto duro las voleas más bajas, o de control, así como los bloqueos de pared serán muy precisos. Es cierto que perdemos un poco de tacto con la pelota, algo que nos puede penalizar un poco más desde el fondo de la pista pero no así en este lado. Es una pala de ataque,con un sonido espectacular cuando aplastamos la pelota.

Y en esta posición, vamos a ejecutar el smash.

Puma es una pala que nos ha sorprendido en este aspecto. Hasta este momento no habíamos notado que tuviéramos una pala agresiva sino más bien de precisión. Sin embargo, una vez golpeamos el smash vemos que responde a la perfección a este golpe e incluso da un pequeño plus extra de fuerza. Sorprende cuando golpeamos la primera vez y si bien no es una pala que tenga este golpe como especial, sí podemos decir que nos traemos las bolas sin tener que forzar de más nuestro cuerpo. Una vez más, el tamaño de la empuñadura en este caso nos beneficiará bastante para agarrar la bola bien arriba.

Con Panther confirmamos de manera definitiva estamos ante un modelo de ataque. En el smash ya sumamos a su tacto y punto dulce el peso ligeramente desplazado a la cabeza y, con ello, sacamos toda la potencia que lleva dentro. Es una pala de golpes secos pero con una potencia perfecta aunque ni mucho menos exagerada. No es una de las ‘cañoneras’, e incluso puede que no esté catalogada como una pala potente, pero es un modelo jugón en este tipo de golpes, por lo que aquellos que busquen una pala que ayude en el smash, Panther ayuda aunque no sea una ‘destroza bolas’.

En cuanto retrocedemos para usar la bandeja.

Con Puma se trata de un golpe a usar sin problemas, tanto del lado del revés como en el de derecha. Tanto como si necesitamos profundidad como si es de colocación, podremos sacarle partido a todo tipo de golpes con esta pala, comodísima. Quizás en la bandeja echemos en falta un plus de agresividad pero si sabemos dárselo desde nuestra mano, no tendrá problemas en obedecer nuestra orden. A nuestro servicio siempre.

Con Panther, el golpe de bandeja requerirá un plus de técnica para ejecutarlo con plena garantía. Es una pala más difícil de domar, pues el punto dulce no jugará a nuestro favor en caso de que seamos más novatos en este aspecto… En cambio, para aquellos que posean la técnica, tendrán de vuelta un plus agresivo con la que quedaran encantados. Las víboras son mortales. Pala técnica y agresiva, ¿te atreves? Nosotros lo conseguimos y vaya si nos divertimos.

Y regresamos, obligados por el globo, para realizar una salida de pared.

Con Puma, una salida de pared con precisión y variando velocidades, no goza de mucha agresividad por si sola pero sí podemos hacer todo lo anterior y además sujetar al rival, perfecto.

En cuanto a los globos, estos saldrán sin problemas ya que, como habréis notado con todo lo anterior, es una pala a la que cuesta muy poco hacerse.

Con Panther ocurre todo lo contrario. Si bien tenemos control también tenemos un plus de ataque muy efectivo para aquellas salidas que nos queden altas… En ellas podremos bajar la bola y hacer daño al valiente que se quede en la red. En cuanto a la variación de velocidades y precisión, una vez más requerirá un plus que tenemos que poner nosotros. Si somos técnicos, no nos defraudara. En cuanto los globos, se hace necesario acompañar la pelota y marcar bien el gesto, por lo demás tampoco tendremos problemas para que nos salga donde queramos.

Cuando bajemos a partirnos la espalda y piernas en defensa.

Con Puma, ágil y rápida que no penaliza en nada pero tampoco añade a nuestras bolas, será una pala buena para defender siempre que sepamos hacerlo. Al tener el punto dulce tan amplio hará que nuestros pequeños errores no sean tan evidentes y, por lo tanto, podremos seguir jugando el punto.

Con Panther, habría que decir que esta pala es para aplicarle fuerza a la pelota. Aquellas bolas que son casi imposibles de levantar simplemente con un pequeño gesto saldrán sin esfuerzo al otro lado de la red. Sin duda, en cuanto tengamos ocasión de hacer daño al rival hay que subir a la red pero mientras lo logramos, podremos aguantar incluso en las peores circunstancias.

En resumen…

De estética, le damos una nota alta. Son palas muy bonitas ‘per se’ además tenemos las dos vertientes por una lado una Puma llamativa y bonita y, por otro, una Panther con una sobriedad que encandila al instante. Además, tiene unos detalles como las gomas alojadas en el puente o, en el caso de la Puma, el tamaño de su empuñadura que llaman la atención y de la que se sacan sólo cosas buenas. Black Crown siempre acierta con el diseño de las palas y una vez más lo han conseguido.

El modelo Puma es una pala recomendada para todo tipo de jugadores. Ya hemos catalogado como cómoda en todos los aspectos, por lo tanto, con buen tacto y control de golpeo. Tiene un buen equilibro de peso y de relación potencia-salida de bola. Sorprende por inesperado su comportamiento en el smash y, desde luego, es una jugona.

El modelo Panther requiere que tengamos más técnica con ella. La recomendaríamos para niveles medio altos y altos. Una pala que destaca en ataque con un tacto duro y con la que puedes (y debes) apretar la pelota siempre que tengas ocasión. Se trata de uno modelo destinado a los que quieran tener al rival a su merced.

Recordar que vuestros comentarios son bien recibidos en la parte inferior de esta página, por twitter o por correo electrónico a info@padelworldpress.es

Un saludo y… ¡¡Nos vemos en las pistas!!

Puma

– Potencia: 3.

– Control: 4.

– Jugabilidad: 5.

– Diseño: 3.

– Acabados: 5.

Panther

– Potencia: 4.

– Control: 3.

– Jugabilidad: 3.

– Diseño: 4.

– Acabados: 5.

– Nota: La valoración en estrellas que aparece en este artículo es el resultado de la ‘media’ de ambos modelos.

Nuestro compañero Hugo Pádel nos analiza la pala Black Crown Puma 2017

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments

Extracto del test
Potencia
Control
Jugabilidad
Diseño
Acabados