Home Actualidad ¿Por qué es importante que nos hidratemos cuando jugamos al pádel?

¿Por qué es tan importante la hidratación en el pádel?

Repasando nuestra hemeroteca rescatamos este artículo de Julián Álvarez, especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte, Nutricionista y miembro del Consejo Asesor en Nutrición de Herbalife Internacional. En el mismo, nos habló de un aspecto fundamental a la hora de practicar cualquier deporte y más ahora, con el calor propio del verano.

Padel World Press .- Después de analizar en mi anterior post la importancia de una buena nutrición para afrontar adecuadamente un partido de pádel, hoy quiero hablaros de la hidratación. Sin duda, es otro de los factores que se deben tener muy en cuenta si quieres estar en las mejores condiciones para disputar un encuentro.

Una vez que saltamos a la pista, la hidratación es lo que debe de preocuparnos en primer lugar. Quizá os preguntéis: “¿Por qué?”

El motivo es claro: el agua es el nutriente que más consumimos cuando hacemos ejercicio y el que más puede limitar nuestro rendimiento. Su déficit puede acelerar la aparición de la fatiga e incluso dar lugar a serios problemas de salud, sobre todo cuando las condiciones ambientales son desfavorables (calor y humedad).

Por eso es importante recordar que existe un ‘estado de hidratación’ que depende de nuestro hábito cotidiano de consumo de líquidos, de ahí que una de las primeras acciones que debemos llevar a cabo sea acostumbrarnos a una elevada ingesta de agua.

Sé que es muy probable que hayáis oído muchas veces en las noticias que la mayoría de la población bebe por debajo de lo deseable. Pues bien, una vez más debo deciros que eso es cierto.

Aunque es difícil establecer unos niveles óptimos de hidratación, es aconsejable ingerir abundantes líquidos habitualmente, ya que tienen grandes beneficios para nuestro organismo, como puede ser mantener la temperatura de nuestro cuerpo, favorecer la respiración o el trabajo de los riñones. ¡Todo son ventajas!

La única ‘pega’ (por así decirlo) sería que quizá tengamos que acudir más a menudo al baño, pero es que nuestro cuerpo es sabio y ante un exceso en el consumo de líquidos, sabe cómo eliminarlo de la manera adecuada.

Al practicar deporte, como todos sabemos, eliminamos una gran cantidad de agua. Es necesario reponerla como mínimo en la misma medida en que la perdemos. Por eso las recomendaciones de reposición de líquidos deben oscilar entre 0,5 litros y 1 litro por hora de ejercicio.

Estas medidas son orientativas. Como siempre he dicho, lo mejor es individualizar teniendo en cuenta determinados factores como el tamaño de la persona, la intensidad del ejercicio (si es un entrenamiento más suave, si es un partido de pádel…), la temperatura o la humedad ambiental.

Por eso, en muchas ocasiones es recomendable consumir adicionalmente alguna bebida de rehidratación deportiva que nos aporte, además de agua, otro tipo de nutrientes y sales necesarios para recuperarnos lo mejor posible de nuestros esfuerzos físicos.

Julián Álvarez

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments