Hace ya unos años que venimos viendo en acción a las jóvenes estrellas del pádel nacional. Muchos destacan y muchos son los que van a llegar a la elite. Sin embargo, podemos afirmar con total seguridad que la distancia con los argentinos se ha acortado hasta desaparecer y en muchos casos, como en el femenino, hasta se ha dado la vuelta. Tan es así, que hay casos realmente excepcionales. Podríamos poner varios ejemplos, pero hoy nos centraremos en uno de ellos… Posiblemente el más talentoso, el más dotado, el más genial.

Padel World Press .- Hablar de él es hablar de la escuela andaluza en estado puro. Hablar de él es hablar de mucha creatividad, mucho genio y mucho arte en la pista. Nos referimos, como no, a Juan Lebrón, el Campeón Absoluto de España más joven de la historia y, casi con total certeza, la promesa más importante del pádel mundial. Imprevisible, con esa chispa que le hace diferente, si tuviésemos que definirle destacaríamos sus cambios de ritmo constantes, sus aceleraciones vertiginosas, su creatividad, su dominio total de los espacios y las transiciones… En definitiva, un sinfín de genialidades que configuran ese carácter de ganador indomable.

Con sólo 18 años, después de haberlo ganado absolutamente todo en las Categorías de Menores, tendrá que afrontar el reto de trasladar su controvertido carácter al Circuito Profesional.

Características

Quienes le conocemos, quienes le hemos visto jugar, destacaríamos entre sus virtudes el manejo total de los remates, su toma de control constante y su juego natural. Dentro de la pista, Lebrón es todo instinto, es el jugador total. Va a apretar siempre a sus rivales, hará que el contrario esté constantemente a expensas de golpes inesperados, de aceleraciones así como de continuos cambios de ritmo, con los que hará que sus oponentes nunca estén cómodos. Si a todo eso le unimos que aprende durante los partidos a una velocidad tremenda, nos podemos hacer una idea de su tremendo potencial.

A tener en cuenta, como no, su gen competitivo terrible e indomable. Esta última condición sumada al trabajo con M3 (Jorge Martínez y su equipo) seguirá dando muchos frutos. Desde que comenzaron a trabajar juntos, su actitud, su madurez y su rendimiento se han multiplicado de manera exponencial.

Año crucial

Estamos, por tanto, ante uno año crucial para Juan. Sus patrocinadores (Middle Moon y Padelmanía) y su cuerpo técnico (incluidos preparadores físicos, psicólogo deportivo, representantes etc.) han querido dar un paso al frente y han redoblado su apuesta por este joven talento que, en 2014, afrontará el Circuito World Pádel Tour junto a Fabricio Cattaneo.

¿Qué podemos esperar en cuanto a resultados y juego de esta pareja?

El espectador verá partidos dinámicos, con mucho brío y juventud, con un juego en la red variado y un ritmo altísimo por arriba. Las transiciones serán constantes y podrá encontrar jugadas de talento y ‘mano’. La toma de control y el juego en defensa sin pared ‘por delante’ será una tónica habitual, convirtiendo la iniciativa en algo complejo de apreciar. Los ajustes de posición y el intercambio rápido de voleas también serán muy habituales. Ambos jugadores aprietan mucho con bandejas, víboras y remates por lo que el contrario deberá jugar bastante condicionado su globo y estará incómodo constantemente… Es por eso por lo que le costará entrar en ritmo y definir la estrategia óptima.

Lebrón-Cattaneo lo tienen todo para dar más de un susto este año. Afianzarse dentro del cuadro será su objetivo y puede que tocar algún partido de octavos de final. Espectáculo en estado puro. Pádel creativo y agresivo tanto desde el revés como desde la derecha. Raza y carácter… Ya veremos cómo evoluciona.

Un saludo

Miguel Matía

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments