Profesor en Educación Física de la Universidad Nacional de La Plata, especializado en el entrenamiento deportivo desde ya hace 20 años, es uno de los preparadores físicos más prestigiosos del mundo del pádel. Integrante del equipo de trabajo de la Selección Argentina, se prepara para instalarse en nuestro país e iniciar una nueva etapa en su carrera profesional.

Padel World Press .- Formado bajo la tutela de Horacio Anselmi, el preparador que cambió el paradigma en el entrenamiento deportivo en Argentina, Gustavo decidió, hace ahora 15 años, centrar sus esfuerzos en aplicar dicho método de trabajo en un deporte de raqueta y, por su cercanía con Sebastian Mocoroa, inició su relación con el pádel.

Tal y como nos contó a la hora de recordar aquella época: “En ese momento, sin el desarrollo de internet ni de las redes sociales, y con un pádel muy básico, empecé a estudiar, analizar y probar distintos tipos y métodos de trabajo en un grupo de jugadores que me lo hicieron fácil: Agustín Gómez Silingo, Juan Manuel Rodríguez, Ezequiel Brachi y otros chicos más que empezaban a transitar el profesionalismo en Argentina”.

¿Y cuál diría que es su filosofía de trabajo? En su opinión: “Parte de los principios biológicos y pedagógicos que se establecen en el entrenamiento deportivo: individualidad a la hora de dosificar un plan, continuidad y progresión en cada entrenamiento, especificidad y predominancia, entrenar para el deporte que se juega, participación activa en todo momento en la vida del deportista, transferencias de conocimientos y plan de acción, un orden y planificación de cada una de las acciones y decisiones que se toman… En una sola palabra y siendo más directo, lo que siempre me inculcó mi padre: trabajo, constancia, orden y sobre todo responsabilidad y saber”.

No es ningún secreto que la importancia del papel del preparador físico ha ido creciendo en los últimos años. En ese sentido, señaló: “Éramos pocos los que hace tiempo atrás nos dedicábamos al entrenamiento físico en el pádel. Sin duda alguna, la necesidad del jugador fue creciendo y hoy en día es aún mayor debido a la evolución del juego, a la nueva tecnología, a lo que la gente quiere ver y a lo que la tele quiere vender… Y eso es velocidad, explosividad, show. La necesidad de lo espectacular hizo que el jugador le diese al entrenamiento físico una importancia tal que hoy, cuando se piensa en un plan de entrenamiento, se piensa en conjunto: técnico y físico. Es ahí donde nace la necesidad de formar el equipo de trabajo y donde nosotros, los entrenadores físicos, somos un colaborador directo del entrenador técnico. Somos quienes llevamos el plan de acción, quienes equilibramos cargas, quienes buscamos que el jugador tenga las mejores sensaciones. Siempre que se trabaje en equipo, el éxito estará asegurado… Sólo será cuestión de plantear objetivos alcanzables y con distintos plazos a cumplir”.

Sobre los jugadores que han pasado por sus manos y los logros más importantes conseguidos en este deporte, destacó: “El pádel me ha dado muchas satisfacciones, desde poder ser parte del cuerpo técnico de la Selección Argentina de Pádel desde hace 15 años a ganar el Campeonato del Mundo de Menores en 2013, los Mundiales Absoluto de 2010 con la Selección Femenina y, desde 2012 con la Selección Absoluta Masculina, el Mundial Open de Bilbao con Di Nenno y Stupaczuk. Creo que el logro más grande, y el que más regocijo profesional me da, es el de haber formado a muchos de los jugadores que en la actualidad compiten en el Circuito World Padel Tour y ver como muchos de los chicos que pasaron por las Selecciones de Menores son figuras mundiales. Tuve el placer y la suerte de entrenar a Maxi Grabiel, Agustín Gómez Silingo, Ramiro Moyano, Gastón Malacalza, Gerardo Derito, Juan Restivo, Franco Stupaczuk, Martín Di Nenno, Andrés Britos, Yain Melgrati, Elias Estrella, Juan Manuel Rodriguez y un gran número de jugadores que han hecho pretemporada, que han estado entrenándose y formándose como jugadores profesionales de pádel”.

Está a punto de dar un paso muy importante, como es el de trasladarse a vivir a España. ¿Qué proyecto deportivo tiene en mente desarrollar? Muy ilusionado, manifestó: “Mi formación docente, desde la construcción del conocimiento y el trabajo, me genera la búsqueda constante de nuevos objetivos, nuevos desafíos y, por eso, poder llegar al país donde se juega el Circuito más importante del mundo es un gran incentivo para poder desarrollar mi profesión. La ilusión de volcar aquí todo lo que pude hacer en el pádel argentino es lo que me impulsa a iniciar este nuevo camino. Poder desarrollar, formar y profesionalizar jugadores es el objetivo más ambicioso que tengo como meta para este nuevo año. Quiero poder desarrollar en España mi sistema de entrenamiento desde la formación, con un plan y método de entrenamiento físico. Ese es el motor que llevará adelante el plan de acción para, a partir de ahí, ayudar a la llegada al mundo profesional de jugadores”.

A modo de despedida, el ‘profe’ Balquinta quiso mandar un mensaje a los aficionados: “El entrenamiento es la clave en todo avance y mejora en el nivel de juego. Por eso, el entrenamiento físico específico para pádel es sinónimo de generar salud deportiva y de lograr ese plus que hace que se pueda jugar mejor, que permita llegar mejor posicionado a la bola y que se pueda salir mejor dispuesto al siguiente golpe. Mi consejo siempre es que no hay nada más preciado que disfrutar de lo que nos gusta. Si ese disfrute es total, nada mejor te puede pasar. Por lo tanto, hay que prepararse para que lo mejor suceda dentro de la pista, donde las sensaciones hacen que podamos gozar del juego. Entrenarse es poder jugar mejor cada día”.

Gustavo Balquinta, listo para emprender su aventura en España

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments