No era un simple partido. No era sólo una final. Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguín querían dejar muy claro que aún siguen siendo la mejor pareja del mundo y lo consiguieron con una cómoda y contundente victoria ante Juani Mieres y Pablo Lima por 6-4, 6-3 y 6-2.

Padel World Press .- No hubo margen para la sorpresa ni opción para que los aficionados pudiesen disfrutar de un encuentro más igualado. Con paso firme, con el decidido propósito de despejar cualquier duda que hubiese podido surgir tras haber perdido el rol de números 1 del mundo después de 150 meses consecutivos imponiendo su ley en el pádel mundial, Juan y Bela sacaron a relucir los mejores golpes de sus repertorios y conquistaron su segundo título consecutivo de la presente campaña… Por el momento, pleno: dos de dos.

Ante los más de 2.300 espectadores que llenaron las gradas del Polideportivo La Granadilla, las dos mejores parejas del mundo medirían sus fuerzas no sólo por lograr la victoria sino que, además, volverían a pugnar por el primer puesto del ranking… Y, apenas unos días después, Díaz-Belasteguín recuperarán esa codiciada posición.

Fueron la cara y la cruz de una misma moneda… Mientras que la alegría y la euforia invadía el rincón de Juan y Bela, la tristeza, la impotencia y el desasosiego marcaron la esquina en la que Juani Mieres y Pablo Lima miraban a ninguna parte, ausentes, como repasando mentalmente qué les había sucedido en esos 100 minutos en los que se vieron superados una y otra vez por sus rivales.

En un ejemplo de humildad, de realismo y de querer ver las cosas como son, el propio Juani Mieres destacó: “Mientras no logremos ganarles, no seremos números 1…”. Tienen razón. Capaces de todo, con una calidad fuera de toda duda, aún no podemos explicar que le pasa a los Príncipes cuando se ven las caras con sus grandes rivales… ¿Por qué no logran transmitir la precisión, la contundencia, la seguridad y la autoridad con la que se desempeñan en cualquier otro encuentro?

Un guion que se repite una y otra vez

En tierras pacenses, Lima y Mieres no se sintieron cómodos en ningún momento y fueron de más a menos. Imprecisos, faltos de confianza y un tanto desanimados, volvieron a sucumbir ante unos oponentes capaces de ‘sacar’ de sus casillas hasta a la pareja más templada… Llegan a todas, salvan puntos que parecen seguros y se sacan de la chistera golpes magistrales.

Tras un primer set muy igualado, en el que las opciones de break se fueron sucediendo, Juan y Bela dieron un golpe de autoridad en el décimo juego, cuando rompieron el saque de Pablo Lima y se apuntaron el parcial… Esa ruptura de servicio llegó en un momento muy doloroso, cuando no hay margen de reacción y, en este caso, dejó muy tocado a los Príncipes, que sufrieron un nuevo break y se vieron 3-0 por detrás en el inicio de la segunda manga.

Con paso firme, sin levantar el pie del acelerador, Juan y Bela fueron aprovechando sus oportunidades para ir ampliando su ventaja, para ir sumando juegos y para doblegar a unos adversarios que, con una sucesión de errores no forzados, dieron la sensación de haber dado por perdido el choque antes de tiempo.

Dentro de unos días, cuando se actualice la clasificación del Ranking World Pádel Tour, Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguín volverán a recuperar el número 1 del mundo…

Sin tiempo para el descanso, el mejor Circuito del Mundo se prepara para poner rumbo a Córdoba… El gran espectáculo no se detiene y sólo podemos decir… Enjoy the Game!!!

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments