Home Actualidad El pádel, como canalizador de salud física y mental

Están siendo unos días de lo más ‘deportivos’. Si el 6 de abril se celebró el ‘Día Internacional del Deporte’, el 7 del mismo mes se conmemoró el ‘Día Mundial de la Salud’. ¿Sabes cuáles son algunos de los principales beneficios del pádel?

Padel World Press .- Deporte y Salud. Sin lugar a dudas, dos conceptos muy vinculados y con mucho en común. En unas fechas tan espaciales, desde Padelmanía han querido hablarnos de los múltiples beneficios de esta disciplina tanto para la salud física como psíquica de quienes lo practican. Aquí te dejamos con los principales puntos a destacar:

– Pierde peso. El pádel es un deporte fundamentalmente aeróbico que permite mejorar la condición física y perder peso. Se estima que en un partido amateur de una hora y media se pueden llegar a perder unas 600 calorías.

– Gana corazón. Justo por eso; al tratarse de una disciplina aeróbica, el pádel estimula el sistema cardiovascular y ayuda a prevenir enfermedades cardíacas.

– Mejora tu coordinación. Obliga a que ejercites el cuerpo en todo su conjunto con desplazamientos cortos de piernas y movimientos bastante controlados de los brazos para golpear la bola de forma correcta. Con su práctica regular, se puede mejorar de manera notable la coordinación.

– Consigue agilidad y buenos reflejos. En el pádel, es fundamental que aprendas a anticiparte a las jugadas de tus rivales. Cuando se practica de manera habitual, desarrollamos nuestra psicomotricidad así como una mente despierta con gran capacidad de reacción.

– Menos posibilidad de lesionarte. Es cierto que en este deporte aparecen con frecuencia dolores de brazo y codo, siendo la epicondilitis una de las lesiones más habituales. No obstante, se trata de dolencias que, por lo general, se sufren por ejecuciones incorrectas de los golpes o por malas posturas. El pádel es un deporte que no requiere contacto entre jugadores, por lo que las lesiones son mucho menos frecuentes que en otros deportes.

– Adiós al estrés. El pádel te ayuda a liberar los músculos que se encuentran agarrotados por un exceso de tensión.

– Gana autoestima. Es un deporte muy fácil de aprender, con el que podrás mejorar a nivel técnico con los entrenamientos oportunos. Al ser consciente de tu evolución, tendrás una mayor confianza y aumentará tu nivel de autoestima.

– Supérate. Está muy relacionado con el punto anterior. Al poder constatar tus resultados, valorarás el esfuerzo del entrenamiento diario y lucharás por seguir mejorando así como por alcanzar otras metas deportivas y personales.

– Disminuye el riesgo de depresión. Son muchos los casos en los que los aficionados han relatado que el pádel les había ayudado a salir de una depresión. Es una disciplina muy social, que favorece los vínculos afectivos (pareja de juego, comunidad de aficionados en el club…) y, por ello, configura un complemento perfecto para tratar los síntomas depresivos.

– Siéntete bien contigo mismo. Esa es la sensación generalizada que tienen quienes juegan al pádel. Se trata de un deporte divertido, con un alto componente social, capaz de motivar a quienes lo practican y mejorar su salud física y psíquica.

Por todo esto, y mucho más… ¡¡¿¿Seguro que no tienes ganas de jugar al pádel??!!

* Puedes seguir toda la actualidad del mundo del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter así como suscribirte a nuestra Newsletter diaria de noticias.

Comments

comments